Singapore Zoo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El mejor zoo selvático del mundo

Dejen la ciudad atrás y visiten uno de los mejores zoos del mundo, donde los animales viven en sus hábitats naturales.

Con una extensión de 26 hectáreas de paisaje exuberante, el Singapore Zoo alberga una extensa colección de especies exóticas de todas partes. Siguiendo el concepto de zoo abierto en un ambiente selvático, alberga a más de 2.800 animales de más de 300 especies. Cabe destacar a los tigres blancos, los elefantes, los orangutanes y el primer oso polar nacido en los trópicos. Las exhibiciones se dividen en 11 zonas, siendo cada una de ellas una experiencia de inmersión digna de explorar. Pueden recorrer los caminos a pie o subirse a un tranvía guiado que los llevará a través de algunos de los hábitats de vida salvaje más característicos del mundo: desde las praderas de la sabana africana donde leones, cebras y rinocerontes deambulan, hasta los cañones accidentados del Gran Valle del Rift de Etiopía, casa de una colonia de babuinos hamadríades.

El Singapore Zoo también es bien conocido por las exhibiciones transitables que juntan a animales y a visitantes en encuentros de total cercanía. Paseen por la casa de canguros que les comerán de la mano en nuestra Australian Zone. O paseen por la diversidad espectacular del Fragile Forest, una biocúpula imponente que recrea la increíble diversidad de la jungla. Aquí encontrarán ciervos ratón sobre el terreno, o subirán a la plataforma de observación para echar un ojo a los zorros voladores que se deslizan por encima de las cabezas de los visitantes. Otras zonas incluyen el Primate Kingdom, donde cada uno de los 39 primates tiene su propia isla; el Reptile Garden, que alberga a tortugas gigantes y a los temibles dragones de Komodo; y la Frozen Tundra, donde encontrarán al oso polar y a otros habitantes árticos.

El zoo es ideal para familias y los niños disfrutarán de un día de campo en el Rainforest Kidzworld, donde se lo pasarán en grande salpicándose con agua en el área de juegos, montando en ponis o jugando y aprendiendo en esta zona enriquecedora.

Los visitantes también pueden presenciar los increíbles espectáculos con animales como el Splash Safari y el Animal Friends, e incluso comer cerca de orangutanes en el Jungle Breakfast con el Wildlife Programme.